Saltear al contenido principal

El sistema permite regular la intensidad de luz como si fuera una persiana física, pero es un tratamiento óptico incorporado en el propio vidrio el que consigue controlar el paso de la luz a través de unas franjas que se cierran y se abren opacándose.

El sistema puede automatizarse totalmente , puede controlarse incluso con mando a distancia, pero también puede ser manual.